La muerte o tránsito a otro plano de conciencia

el-transito

  • Emilio Carrillo ha publicado “El Tránsito” – Vida más allá de la vida y experiencias cercanas a la muerte. Publicado por la editorial Sirio, puede adquirirse aquí
  • Es un libro que expone con claridad,  a partir de su experiencia personal, el tema frecuentemente tabú de la “muerte”.
  • Aún cuando podamos no compartir alguna de las afirmaciones expuestas por el autor, se trata de una obra de gran interés y utilidad.
  • En los vídeos insertados más abajo, puede escucharse en boca del autor buena parte del contenido del volumen.

Ver El Tránsito y las experiencias cercanas a la muerte – Parte 2


Dos clásicos

muerte-amanecer

tibetano-vida-muerte

 


Elisabeth Kubler-Ross – Acompañar a Morir – Una mirada de Amor


Ver en este sitio Reencarnación o cadena de vidas sucesivas

Ver en este sitio Biocentrismo: vida antes de la vida, vida después de la muerte


Ayudar a las almas perdidas

pensando-rezandoEn Grecia y Roma se consideraba que las almas de los muertos influían en los vivos, se temía su poder y, al mismo tiempo, se buscaba su protección. También se creía que su bienestar en la otra vida dependía de la relación que los parientes mantuvieran con ellos; por eso, esas sociedades tenían estipuladas numerosas festividades relacionadas con los difuntos. Por ejemplo, en Grecia las fiestas de Necisia, Genesia, Antesterias y Agrionias; y en Roma las de Compitalia, Parentalia, Feralia, Caristias, Violaria y Rosalia.

Con la llegada del cristianismo, evoluciona la visión colectiva relativa a los familiares fallecidos y finalmente se distinguirán dos categorías: los santos (personas modelo que destacaron por sus virtudes y que mantienen una especial relación con la Divinidad) y los fieles difuntos (el resto de cristianos fallecidos).

La Iglesia Católica Romana tiene instituidos el Día de Todos los Santos (1 de noviembre) y la Conmemoración de los Fieles Difuntos (Día de Muertos, Día de las Ánimas o Día de los Fieles Difuntos, 2 de noviembre); aunque en España y a nivel popular ambas celebraciones se solapan al ser festivo el día 1, siendo tradicional visitar los cementerios en esa fecha. (*)

Por su parte, en las iglesias orientales son varios los días dedicados a la oración por los difuntos. Concretamente, en la Iglesia Ortodoxa Rumana se ofician las siguientes misas de réquiem:

  • A los tres días de la muerte (que suele coincidir con el día del entierro), en honor a la Sagrada Trinidad y a la Resurrección de Cristo, el tercer día.
  • A los nueve días después de la muerte, para que el difunto sea digno de juntarse con los nueve coros de ángeles y en el recuerdo de la novena hora, cuando el Señor, antes de morir crucificado, prometió al ladrón el paraíso.
  • A los cuarenta días, en el recuerdo de la Ascensión del Señor, para que de igual modo ascienda al Cielo el alma del difunto.
  • A los tres, seis y nueve meses, en honor a la Sagrada Trinidad.
  • A un año, según el ejemplo de los cristianos de la antigüedad, que cada año celebraban el día de los mártires y de los santos, como día de su nacimiento en la vida de más allá.
  • Cada año, hasta el séptimo después de la muerte, la misa anual de réquiem  recordando los siete días de la creación.

Dentro de la cosmovisión cristiana, se recomienda la mediación por las almas ante la Divinidad mediante la oración y las obras de caridad (ya que ellas por si mismas ya no son capaces de adquirir méritos para ir al Cielo).

Lo cierto es que, dejando aparte las tradiciones expuestas más arriba, son numerosas las almas que aún no han alcanzado la Luz (alma en pena, ánima en pena), debido a distintas circunstancias: deceso acompañado de confusión y angustia, muerte repentina sin preparación (como puede ocurrir en las guerras, catástrofes y accidentes), deseo de proteger a determinadas personas, excesivo apego a las propiedades, etc.

________________________________________

  • Cuando se trate de conocidos sobre los que tengamos la duda de si han  logrado o no ascender a la Luz, es preferible realizar una ceremonia individual que básicamente consistirá en dirigirse al fallecido para  convencerle de que lo más conveniente para todos y para él mismo es que se eleve definitivamente hacia la Luz.

Preparación:

Relajarnos, conectar con la mayor frecuencia energética que podamos alcanzar y llevar a cabo las oportunas invocaciones (preferiblemente de manera audible). 

Si nos sirve de inspiración, se puede encender una vela blanca.

Propuesta de invocaciones:

“Amada Divinidad, te ruego que ayudes a (nombre de la persona fallecida) para que tome conciencia de que si permanece cerca de este plano terrenal, no podrá ayudar plenamente a otros en caso de que lo desee,  no podrá disfrutar realmente de la vida al carecer de cuerpo físico y, además, estará reduciendo la energía de aquellos a los que se adhiera. Amada Divinidad, te ruego que ayudes a (nombre de la persona fallecida) para que tome conciencia de que lo más conveniente es seguir el camino de la Luz hasta alcanzarla plenamente.”

(Repetirlo 3 veces)

“(Nombre de la persona fallecida), toma conciencia de que has fallecido. Toma conciencia de que si permaneces cerca de este plano terrenal, no podrás ayudar plenamente a otros en caso de que lo desees,  no podrás disfrutar realmente de la vida al carecer de cuerpo físico y, además, estarás reduciendo la energía de aquellos a los que te adhieras. Por tanto, toma conciencia de que lo más conveniente para ti y para los demás es que sigas el camino de la Luz hasta alcanzarla plenamente. Asciende hacia la Luz, asciende hacia la Luz, asciende hacia la Luz.”

(Repetirlo 3 veces)

Mientras tanto, se visualizará un tubo luminoso por el que podrá ascender el Alma que acceda a seguir el camino de la Luz.

________________________________________ 

  • Cuando se trate del enorme grupo de fallecidos no conocidos que aún no han  logrado ascender a la Luz, podemos hacer lo siguiente:

Preparación:

Relajarnos, conectar con la mayor frecuencia energética que podamos alcanzar y llevar a cabo las oportunas invocaciones (preferiblemente de manera audible).

Si nos sirve de inspiración, se puede encender una vela blanca.

Propuesta de invocaciones:

“Amada Divinidad, te ruego que ayudes a todas las Almas perdidas que aún no han alcanzado la Luz para que tomen conciencia de que si permanecne cerca de este plano terrenal, no podrán ayudar plenamente a otros en caso de que lo deseen,  no podrán disfrutar realmente de la vida al carecer de cuerpo físico y, además, estarán reduciendo la energía de aquellos a los que se adhieran. Amada Divinidad, te ruego que ayudes a a todas las Almas perdidas que aún no han alcanzado la Luz para que tomen conciencia de que lo más conveniente es seguir el camino de la Luz hasta alcanzarla plenamente.”

(Repetirlo 3 veces) 

“Almas perdidas que aún no habéis alcanzado la Luz, tomad conciencia de que habéis fallecido. Tomad conciencia de que si permanecéis cerca de este plano terrenal, no podréis ayudar plenamente a otros en caso de que lo deseéis,  no podréis disfrutar realmente de la vida al carecer de cuerpo físico y, además, estaréis reduciendo la energía de aquellos a los que os adhiráis. Por tanto, tomad conciencia de que lo más conveniente para todos vosotros y para los demás es que sigáis el camino de la Luz hasta alcanzarla plenamente. Ascended hacia la Luz, ascended hacia la Luz, ascended hacia la Luz” 

(Repetirlo 3 veces) 

Mientras tanto, se puede visualizar un tubo luminoso por el que ascienden las Almas que van accediendo a seguir el camino de la Luz.

______________________

(*) La Iglesia Católica Romana sugiere a sus fieles que el 31 de octubre sustituyan la celebración sincrética de Halloween (contracción de All Hallows’ Eve, víspera de Todos los Santos) por la cristiana de Holywins (juego de palabras que significa la santidad vence), disfrazándose de su santo preferido.


Carlos Calvo Maestro de Reiki fundador de Sanación Fotónica®Christ Energy Healing®  y Sanación con Energía Primordial®

CEH-letrero1Difuntos – Fallecidos – Almas perdidas